Resultados increíbles con la banda gástrica

Resultados increíbles con la banda gástrica

No todo el mundo es capaz de perder peso haciendo dieta. Puede ser por falta de voluntad, porque ya se ha llegado a un peso en que consideramos complicado perder todos los kilos oportunos, o porque el médico ha recomendado la banda gástrica como mejor opción frente a un sobrepeso evidente.

Las mejores personas candidatas a esta intervención son aquellas que:

– su peso rebasa más del doble del que debería ser el peso ideal

– tienen un IMC (Índice de masa corporal) por encima de 30

-padecen obesidad mórbida

-después de diversos tratamientos fallidos no han logrado obtener un peso saludable

– no padecen enfermedades relacionadas con el sobrepeso

– no fuman ni beben

-están dispuesto a cambiar un régimen y estilo de vida en general

banda gastrica

¿Qué es la Banda gástrica?

La cirugía de banda gástrica consiste en una banda inflable que se coloca alrededor de la parte superior del estómago, limitando su capacidad para expandirse.

Como no puede almacenar tanta comida como antes, la sensación de saciedad hace que te sientas más lleno más rápidamente, comas menos, y pierdas peso.

Es un procedimiento que sirve para restringir y disminuir la ingesta de alimentos, dando una sensación de saciedad, no es un tratamiento diseñado para interferir en el proceso digestivo normal.

El dispositivo que se usa es una banda gástrica ajustable (una anilla de silicona que tiene una cámara hinchable en su interior, conectada a un dispositivo, capaz de ir modificando el diámetro interno de la parte ancha del estómago).

Este tipo de banda es ajustable, es decir, se puede apretar o aflojar para poder cambiar el tamaño del conducto. La intervención de banda gástrica es un tipo de cirugía bariátrica, conocida también como operación gástrica restrictiva.

La banda gástrica se pone sin ajustar, para favorecer un postoperatorio confortable al paciente, y es después -en consulta- cuando se ajusta a través de un reservorio que queda colocado bajo la piel y que comunica con la banda por medio de un pequeño tubo. A través de dicho reservorio y del tubo se infla la banda de manera progresiva, lo que permite un control individualizado sobre la capacidad del estómago de cada paciente. Así se evitan también los vómitos que aparecen en otras técnicas, que no permiten este control sobre el mecanismo implantado.

Como en cualquier otro tratamiento de la obesidad, la banda gástrica ajustable requiere un estricto cumplimiento de un plan dietético y la práctica de ejercicio regular, además de la reeducación del paciente en la adopción de hábitos saludables que impidan la recuperación del peso perdido una vez finalizado el tratamiento. La constancia será la clave.

Le recomendamos que pida una cita personalizada en nuestro centro clínico para una mejor información. Los doctores estarán encantados de resolver todas sus dudas y podrán valorarle y aconsejarle sobre el tratamiento para perder peso más adecuado para usted.

 

Give a Reply