Project Description

Banda Gástrica

La banda gástrica es un anillo alredor del estómago que reduce su capacidad. Es una banda inflable que se coloca alrededor de la porción superior de estómago, con el fin de crear un reservorio pequeño para limitar la cantidad de alimentos y la rapidez con la que pasan a través del estómago. Es un tipo de cirugía bariátrica de tipo restrictivo.

banda gastrica

Es un procedimiento quirúrgico que se realiza por laparoscopia (sin abrir), en quirófano bajo anestesia general, con el objetivo de realizar un control a largo plazo del peso de pacientes con una obesidad extrema.

La banda gástrica se pone sin ajustar, para favorecer un postoperatorio confortable al paciente, y es después -en consulta- cuando se ajusta a través de un reservorio que queda colocado bajo la piel y que comunica con la banda por medio de un pequeño tubo. A través de dicho reservorio y del tubo se infla la banda de manera progresiva, lo que permite un control individualizado sobre la capacidad del estómago de cada paciente. Así se evitan también los vómitos que aparecen en otras técnicas, que no permiten este control sobre el mecanismo implantado.

Una de las grandes ventajas de la banda gástrica es la rapidez con la que se le da el alta al paciente, ya que en pocas horas puede estar en su casa y sin dolor postoperatorio. Al no hacerse ningún tipo de incisión sobre la anatomía normal del aparato digestivo del paciente, los riesgos de una mala cicatrización de las suturas y las consecuentes infecciones intra-abdominales no existen. La banda gástrica provoca la pérdida de, como mínimo, el 50% del exceso de peso en cada paciente.

La banda gástrica es una técnica segura, eficaz y duradera para el control de la obesidad. Es también la más utilizada debido a su sencilla colocación, su bajo índice de riesgo y la posibilidad de control del nivel de ajuste de la banda sobre el estómago en consulta. Otros factores que hacen de ella el método más demandado, son su reversibilidad y la ausencia de controles a largo plazo ya que, al no modificar el aparato digestivo, no produce alteraciones en los nutrientes o vitaminas.

Ya que la banda nunca se retira, el peso se puede controlar de manera eficaz a largo plazo. En otras técnicas en las que se extrae el mecanismo que causó la pérdida de peso una vez éste se ha producido, hay un riesgo implícito de que se produzca un nuevo aumento del mismo.

El procedimiento se reserva para pacientes con una obesidad extrema o mórbida, es decir, personas con un Índice de Masa Corporal (IMC) superior a 35 (*) . Sin embargo, distintos estudios publicados en Europa, demuestran que la seguridad que ofrece el procedimiento permite aplicarlo en pacientes con un peso menor, es decir, para pacientes con un IMC superior a 30.

El grado de obesidad se calcula dividiendo el peso por la altura multiplicada por sí misma. Obtenemos de esta manera el Índice de Masa Corporal: IMC=peso/altura2. Este índice nos da una idea muy clara del sobrepeso que tenemos, de tal manera que se considera que un paciente está en un peso normal cuando se encuentra entre 20 y 25. Entre 27 y 30 tendría una obesidad grado I, entre 30 y 35 tendría una obesidad grado II, entre 35 y 40 tendría una obesidad grado III y por encima de 50, grado IV.

Se habla de obesidad extrema (mórbida) cuando el índice de masa corporal (IMC) supera el 40%, o el 35% asociada a enfermedades relacionadas con la obesidad. En estos casos está indicada una cirugía por el elevado riesgo cardiovascular.

No se han dado casos de mortalidad ni complicaciones graves, existe una amplia experiencia en Europa y en Estados Unidos con esta técnica. En los últimos 10 años, se han implantado 160.000 bandas en todo el mundo. De hecho, actualmente es la técnica más utilizada en Europa y comienza a generalizarse en nuestro país.

Según un estudio realizado por el Instituto Jesús Lago, en un total de 35 pacientes de los cuales el 70% son mujeres y el 30% hombres. La media de edad de los pacientes a los que se le ha implantado la banda gástrica es de 37 años, los cuales tenían un peso medio de 115 kg con un IMC de 42 con una media de estatura de 1.63 cm .

El exceso de peso en la mayoría de los casos es de 55 kg y la evolución de media de peso una vez realizada la implantación de la banda gástrica es de 7.6 kg en un mes, 18.25 kg de pérdida a los 6 meses, al año logran una pérdida media de 30 kg . Cuando llegan a los dos años estos pacientes estudiados tienen una pérdida de 37 kg y a los tres años alcanzan los 48 kg.

Banda Gástrica en Clínica Bruselas


Puedes calcular ahora mismo tu IMC (Índice de Masa Corporal) utilizando nuestra calculadora que podrás encontrar en el lateral derecho de esta misma página.

Este procedimiento está indicado en pacientes con un IMC mayor o igual a 30.

banda gastrica

Le recomendamos que pida una cita personalizada en nuestro centro clínico para una mejor información. Los doctores estarán encantados de resolver todas sus dudas y podrán valorarle y aconsejarle sobre el tratamiento para perder peso más adecuado para usted.

MÁXIMA CALIDAD ASISTENCIAL

Sin duda alguna una aparatología inmejorable para asegurarnos un resultado excelente.